Cada vez que salimos a la calle, nos encontramos con miles de extraños. En el camión, en la calle, en las tiendas, en los bares. Algunos de estos extraños pueden causar más impacto en nuestras mentes que otros, pero lo cierto es que al final del día siguen siendo justo eso: extraños.

De muchos de ellos, a menos que las circunstancias sean especiales, no conoceremos nada más profundo que su imagen física. Pero sigue existiendo un aire mágico, más bien misterioso, en estos encuentros fortuitos que no duran mucho y no están destinados a ser más que sólo breves coincidencias de tiempo y espacio.

Con esta idea en mente, John Clang crea en el 2010 la serie Remembering Strangers

RS-Detail-1-944x1180

A través de retratos de estos encuentros fugaces, plantea la impresión que causan en él. Pero al borrar sus rasgos, los deja como estos recuerdos borrosos, donde los detalles no están claros.

stranger3

Con estas alteraciones, Clang menciona que puede crear una representación más exacta de la manera en que las personas retratadas entraron a su vida. Esto también resalta la belleza de la fugacidad del encuentro.

tumblr_m6h45kPpRU1qz4txfo1_400

Las fotografías fueron tomadas en distintas ciudades, por lo que termina siendo un proyecto más grande y aún más significativo porque involucra más que la cantidad normal de extraños que Clang podría encontrarse al caminar por las calles de sólo una ciudad. Así, su proyecto cobra aún más fuerza, al tener tanto material de personas que probablemente no vuelva a ver.

tumblr_m6h41uJuE11qz4txfo1_400

Y, sin embargo, estos extraños han quedado inmortalizados por este proyecto, manteniendo todo el misterio que envuelve a una persona que se ve, pero no se conoce.

Texto por: Nat Colín

Recommended Posts