El jueves 25 de octubre tuvimos una cita con Molotov y tres bandas más en el Auditorio Blackberry de la Ciudad de México. Comenzó la fiesta con la presentación de Dj Rulo, quién nos puso a bailar desde muy temprano. Los Drama Queers fueron la primera banda con su acto en vivo, se encargaron de sorprendernos con su excéntrico y original estilo. Durante unas pocas canciones hicieron vibrar el escenario, para darle inicio a los tranquilos pero alegres ritmos de Furland, quienes con su voz robótica nos hicieron cantar y disfrutar algunas de sus clásicas canciones.

En el lugar ya se notaba ambiente muy temprano y comenzaba a llenarse. A pesar de la buena fiesta que estábamos presenciando, la gente pedía a gritos su banda favorita: Molotov, aunque la espera era larga la noche nos tenía preparada una sorpresa más, La Banderville con su grandioso ritmo de rock y fiesta se acompañaron de invitados como Vicente (Rebel Cats) para reventar  más la noche.

Saltando y despidiendo el sensual estilo de las chicas de La Banderville fue la mejor manera de abrirle a Molotov, quienes eran ya esperados con himnos como “puuuto puuuto”.

“Noko” dio inicio al desastre y fiesta en conjunto al romperse la valla de protección después de las primeras canciones. La emoción era tanta que los organizadores no pudieron contener a la gente y lo que sucedía. Entre gritos y empujones todo regresó al orden cuando la banda pidió penosamente que se hicieran hacia atrás. Algunos apretados y otros lastimados después de una hora de rockeo intenso, la noche acabó como debía.

 Tras tocar algunas de sus mejores rolas como “Gimmie the power”, “Chinga tu madre” y por supuesto, “Puto”, la banda se fue sin deberle nada al público aunque la organización del lugar, dejó mucho que desear para los cientos de personas que seguían fuera del recinto pasada la noche.

Reseña: Fernando Márquez
Fotografía: Mireille Jain
No Hay Más Artículos