Podría sonar un poco paradójico pensar que  un buzo puede sentir demasiada sed estando debajo del agua. Pero, quienes pasan largas horas haciendo algún deporte en el agua, encontrarán lógica en ello.

Dilema del buzo.

El buceo es un deporte extremo el cual exige estar a grandes profundidades durante 30 o 40 minutos. Durante ese periodo de tiempo el cuerpo se deshidrata; sin embargo, solucionarlo es un problema.El agua salada y el equipo pesado fatigan y exacerban al cuerpo.  No existe ninguna manera en la se pueda beber estando debajo del agua. Identificando esta necesidad, Jisu Yun (Corea del sur) desarrolló una propuesta de sumo atractivo.

Scubar es un artefacto que permite a los buceadores beber agua pura bajo el fondo del océano. La botella es llenada con cápsulas contenedoras de agua purificada. Además, éstas son hechas de gelatina inocua para el consumo humano, fácilmente solubles en saliva.

Cómo funciona.

Con el fin de poder liberar fácilmente la cápsula, Scubar cuenta con un mecanismo que se activa al presionar un botón.

Diseño y detalles.

El color blanco de los colores más visibles en lo profundo del océano. La utilización de colores vibrantes como el amarillo o rojo, crea contraste con el mar causando confusión. Con esto, su diseño se vuelve limpio, pero visible.

Scubar cuenta con una forma minimalista, lo que maximiza su portabilidad mientras se bucea.

Dentro de lo paradójico hay una lógica. Cuando sobrepasamos el límite de lo evidente para nosotros, una realidad se hace más concreta.

Texto por Isaac Cruz.


 

No Hay Más Artículos