Sebastian Bieniek nos presenta esta curiosa propuesta de retratos que resultan algo “distintos” y contrario a lo que la propia palabra indica: singulares. Doublefaced es una serie de retratos experimentales en los que una segunda (o tercera) cara rudimentaria está pintada con productos de maquillaje en la cara del modelo. Aunque la idea parece ridículamente simple, el resultado real es una serie extraña y fascinante de fotos. Las fotografías que pertenecen a esta serie contrastan enormemente lo bizarro y lo bello.

“Todo comenzó cuando mi hijo, Bela, estaba enfermo. Me dijo que estaba demasiado enfermo para ir a la escuela, estuvo sentado frente a mí todo el día de mal humor, así que dibujé una cara feliz en su cara triste. Ese fue el punto de partida.”

Utilizando cosméticos tan básicos como delineador de ojos negro y lápiz labial rojo, Bieniek simplemente extiende el rostro delineando la piel, creando un rostro mitad natural y mitad creación del hombre, en el que un ojo azul o marrón se asoma a través del cabello, cuidadosamente acomodado, para transmitir su sensibilidad melancólica. La serie nos muestra una metáfora poética sobre la intuición y discreción de toda mujer que lleva dos caras, capturando la doble cara que puede jugar no sólo el artista como ejecutante, sino también las mujeres que captura en una doble dimensionalidad de sus rostros.

Bieniek realiza las fotografías en el contexto de las rutinas diarias, usando cuidadosamente los objetos que aparecen en los entornos cotidianos. Para esta serie , así como su otro trabajo, Bieniek disfruta creando una narrativa que contiene elementos absurdos y sorpresas de espectadores.

 

2

 

3

 

0471e9b8bf298d02a91f63161b8d8e5a_L

 

double-faced-portraits-sebastian-bieniek-designboom-19

 

Sin-título-1

 

4

 

7

 

double-faced-portraits-sebastian-bieniek-designboom-20

 

6

 

double-faced-portraits-sebastian-bieniek-designboom-300

 

1

 

tumblr_mtsbn1i0TY1rhabbco1_500

 

 

 

“Texto por: Noelia”

No Hay Más Artículos