Dicen que el mar es traicionero, que el calor y el viento son cómplices de su desazón. Sin embargo, nacer acompañado del oleaje implica más que vacaciones, sabor a sal y a frutas. Manuel Pita, hijo de padre portugués y madre venezolana fue criado a las orillas venezolanas del mar Caribe y toda su infancia disfrutó de un sinnúmero de colores intensos en cada esquina, de pájaros en los árboles y palmeras e incluso de frutos desconocidos para él.

 

 

 

Su crianza en dicho país dio pie para su pseudónimo titulado ‘Sejkko’, actualmente su obra titulada ‘Lonely Houses’ se caracteriza por ser una mescolanza de recuerdos y memorias con sabor a Caribe que junto con su gusto por el imaginario alborotado dieron resultado a esta serie de fotografías compuesta de casas dispuestas de manera central a la intemperie, en un espacio veraniego lleno de sol y fruta fresca. Y como su obra refiere constantemente a su niñez, la palabra ‘Sejkko’ de origen japonés traduce ‘Niño sincero’, en donde muestra exactamente su interés por el mundo surrealista combinado con lo que fue su realidad durante varios años.

 

Para Pita los colores resultan ser una base fundamental para la composición de cada fotografía sin dejar de importar la narrativa visual contenida en cada una de ellas. Van de la mano del surrealismo y con el, podría decir que es una serie de casas descontextualizadas que el artista disfruta captar.

 

 

Disfruten de su trabajo, Comparto su página web.

http://sejkko.com/selected-works/

Texto por Margarita Bernal

Recommended Posts