Los pasados 15, 16 y 17 de junio, el festival Sónar volvió a convertir Barcelona en el epicentro mundial de la cultura electrónica y digital con cerca de 300 propuestas, entre conciertos, conferencias y decenas de proyectos de innovación tecnológica y creativa, que ha recibido un total de 123.000 visitantes procedentes de 105 países. Record histórico del festival.  Más de 5.000 profesionales acreditados de 2.100 empresas procedentes de 60 países, con su atención centrada en la Realidad Virtual 360º, en los retos de Inteligencia Artificial, y se especializará en impulsar a startups de las industrias culturales.

En el apartado musical, el festival ha presentado un total de 140 actuaciones, exhibiendo un amplísimo espectro sonoro, desde las aproximaciones más experimentales hasta la música de baile de última generación, con paradas en el dance global y conceptual, las corrientes actuales de las músicas urbanas, el nuevo minimalismo e incluso las más recientes formas del sinfonismo clásico.

Pero si en esta edición algo ha pasado por encima de la música, ha sido el espectáculo ‘Phosphere’, protagonista de este Sonar+D y una de las experiencias del año para muchos de nosotros, que incluso decidimos ver el espectáculo más de una vez.
‘Phosphere’ es la obra que han creado Daito Manabe y su estudio Rhizomatiks para SonarPLANTA. Inspirándose en el proceso de cristalización de ciertos minerales y en sus caprichosas formas, Manabe crea un espacio cambiante determinado por la luz. Se trata de una arquitectura híbrida robotizada en la que espejos sincronizados, máquinas de humo, haces de luz y hasta 24 proyectores de vídeo se conjugan para construir una experiencia espacial inédita, heredera tanto de los nuevos lenguajes en el mundo de la danza contemporánea como del vocabulario del mapping.

Especialmente destacadas fueron las actuaciones de Moderat, DJ Shadow y Anderson .Paak.
Moderat se han convertido definitivamente en uno de los grupos más sólidos y populares de la electrónica actual. Pudimos disfrutar de su poderosa puesta en escena, siempre apoyados por un diseño lumínico y proyecciones de gran espectacularidad y eficacia. Y por supuesto, de unos tracks construidos con mucho talento que se han convertido en hits bailados por toda una nueva generación de clubbers. La reciente publicación de su nuevo álbum, “III”, no hace más que confirmar su excelente momento.

DJ Shadow, el que fuera rey del sampler ha compuesto y grabado un álbum prácticamente sin la ayuda del instrumento con el que alcanzó la fama mundial en sus inicios, y el resultado ha sido más que notable: sus nuevos tracks nos muestran a un nuevo Shadow, más ambicioso, muy inspirado en la construcción rítmica y en el apartado melódico, con una saludable apertura estilística y bien acompañado por amigos como Run The Jewels o Nils Frahm entre otros. Pero no solo es nuevo el álbum: Shadow ha ideado un formato de directo de gran altura, con un elegante despliegue visual, y en el que recupera algunos clásicos de su repertorio, como los de “Endtroducing…”, debut mítico del que se acaban de cumplir 20 años.

“Malibú” ha puesto a todo el mundo de acuerdo: Anderson .Paak (con el punto siempre antes del apellido) es uno de los más brillantes artistas de la música negra actual. Ya con su anterior “Venice” avisó de lo que era capaz, pero ha sido en este segundo álbum donde ha cristalizado un talento desbordante de creatividad, patente tanto en la instrumentación como en la producción, la composición o el apartado vocal. El artista californiano llegó a Sónar con su banda de directo, The Free Nationals, con los que da forma a un espectáculo en el que los sonidos orgánicos, los juegos de voces y la extraordinaria musicalidad del conjunto (soul, rap, beats, pop, funk) son los protagonistas absolutos.

Estas son las próximas citas de Sónar en el mundo:
Sónar Buenos Aires
26 de novembre de 2017

Sónar Bogotá
2 de diciembre de 2017

Sónar Reykjavík
16 y 17 de marzo de 2017

Sónar Istanbul
30 y 31 de marzo de 2017

 

No Hay Más Artículos