Steve McCurry  es un fotoperiodista estadounidense que es uno de los fotógrafos de cabecera por excelencia y miembro habitual de esa selección mundial de fotógrafos y organizaciones que cada año elige la conocida publicación National Geographic

“Si eres paciente, la gente olvida tu cámara y deja aflorar su alma.”

Si hay algo por lo que destacan por encima de otro tipo de fotografías es que, independientemente de la dureza o no de las imágenes que nos muestra siempre Steve McCurry, existe un alto grado de empatía con el espectador. Son siempre imágenes que, por la mirada intensa de sus actores o por el contexto en las que las enmarca él, despiertan una profunda empatía con el espectador. Son cercanas a pesar de la situación y de la distancia.

“Es difícil definir esas fotos. Algunas se han convertido en iconos, como las imágenes por Dorothea Lange, Henri Cartier-Bresson y otros porque nos hablan de una manera muy directa. Estas imágenes icónicas se puede describir con ciertas actitudes concretas que van directamente al corazón. Esta es la razón por la que nos golpean y no las olvidamos. Esas fotos son entendidas por todo el mundo porque hablan un lenguaje universal.”

McCurry es capaz de sacar una sonrisa en situaciones tan complicadas como la de la guerra o la miseria, sacar un rayo de esperanza donde no lo hay y convertir al personaje que tenemos enfrente en alguien cercano. Hay quienes le acusan de repetir la misma foto en numerosas ocasiones aunque, en mi opinión, es admirable lograr causar esa misma sensación en miles de espectadores con miles de actores distintos.

Tal vez ése es el secreto del fotoperiodismo puro. Contar la miseria humana de manera cercana, emotiva y directa al corazón de las personas. Sin disfrazarla de palabras u otros artefactos. Tan solo a través de su mirada. Cambiar el mundo en un click.

Para McCurry, la fotografía es más que un trabajo, es una manera de saborear el mundo y todo en él. La fotografía le ha dado una razón para la vida misma. Los retratos de la calle son una sus especialidades. La mayoría de los reporteros gráficos tienden a estar algo retirados de sus onservados, pero McCurry ha perfeccionado el close-up más íntimo en fotografía documental.

eda9e47b4e116e922e6518c36eb3a26c

“Texto por: Noelia”

No Hay Más Artículos