Susana Blasco nos presenta una serie de personas que vivieron décadas atrás rescatadas de el olvido y proporcionándoles una nueva identidad. Ocultando total o parcialmente su rostro tras objetos diversos, estos personajes creados por medio del collage y cargados de humor gráfico nos invitar a otorgarles una nueva personalidad surgida de nosotros mismos.

01

Profesionalmente lleva más de quince años dedicándose al diseño gráfico de manera freelance en distintas ciudades de Europa. Además de diseñar, en su tiempo libre y de una forma más artística que comercial realiza interesantes collages geométricos utilizando también fotografías antiguas. Siente predilección por trabajar con retratos vintage y papeles antiguos que encuentra en mayor parte en mercadillos; fotografías olvidadas y carentes de valor a primera vista pero que ella necesita recuperar y proporcionarles una nueva vida.

02

Su proyecto Antihéroes ha tenido una gran acogida por parte del público debido a su carácter divertido y rompedor. De echo, en gran parte fueron las personas que seguían su trabajo en Instagram los que inspiraron el nombre del proyecto, pues inventaban historias y nombres para cada uno de ellos y, en su mayoría, sus historias tenían que ver con superpoderes.

03

El nacimiento de este proyecto en fruto de la casualidad, durante una tarde a principios de 2012 en la que la autora estaba seleccionando fotos para un collage, como otra tarde cualquiera. Con todas las fotografías repartidas en la mesa, se tomó un descanso para comer unas nueces y fue entonces cuando una de ellas cayó sobre la cara de un militar. El efecto causado por la mezcla de elementos le divirtió y decidió hacerle una fotografía con su Iphone para subirla a Instagram.

04

Hoy por hoy ya son 58 los antihéroes que forman la serie, nacidos del juego de combinar fotografía antigua y objetos que Susana se encuentra y almacena en cajas desde hace tiempo con el fin de que puedan serle útiles en su trabajo. Podría decirse que los anithéroes representan las dos facetas de la autora: su faceta comercial como diseñadora (objetos) y su faceta más artística (collages fotográficos con retratos vintage).

05

Cada antihéroe es un collage efímero del que solo la fotografía realizada es testigo, puesto que una vez realizada la instantánea, el objeto vuelve a la caja en la que estaba almacenado y la fotografía a la suya con el resto de retratos.

06

Para ver el resto del proyecto visita el Instagram de Susana. Y si te apetece que uno de éstos antihéroes visite tu hogar, puedes adquirirlos en Esty. Además, si te apetece adentrarte en el mundo del collage geométrico, también está disponible un curso online impartido por Susana en Domestika.

 

Artículo por María Hernández.

Recent Posts