La tecnología de impresión en 3d no es tan nueva como pudiéramos pensar, pues surgió hace más o menos 30 años.

    Si bien , y como con todas las nuevas tecnologías que debutan, en un inicio era muy cara , paulatinamente sus precios se han popularizado hasta encontrar proyectos tan interesantes que permiten a particulares y pequeñas empresas experimentar con el modelado y la impresión en 3d.

Impresión 3D

La impresión tridimensional ha sido bien recibida por distintos campos como la medicina, el arte, la arquitectura, la ingeniería mecánica dadas sus infinitas posibilidades.

   Entre las cosas que se pueden fabricar con una impresora 3d  tenemos las siguientes:

Impresión de prótesis.

 

Lápices 3d

   Los lápices 3d son unas pequeñas impresoras que a diferencia de las tradicionales que hemos visto, no se rigen por software alguno, en cambio permiten al usuario dibujar libremente como lo harían con un bolígrafo, pero en lugar de dibujar sobre papel lo hacen en el aire:

LIX

Aquí, la tecnología del lápiz 3d se maneja a través de filamentos largos que se insertan por la parte posterior de la herramienta que a su vez calienta para derretir y enfría para endurecer el material plástico para poder crear dibujos a modo de esculturas de alambre.

3d Doodler fue el pionero en su tipo y de a poco, comenzaron a surgir fuertes competidores como LIX quienes lo promocionan como la impresora más pequeña del mundo, ambos proyectos, por cierto financiados con contundente éxito en la plataforma de crowdfounding Kickstarter.

 

La impresión tridimensional irrumpió con fuerza en el mundo moderno y se espera que pronto.todas éstas tecnologías sean muy asequibles aunque con esto,  se deba legislar que objetos son legalmente imprimibles y cuales otros no, pues ya existen en la red archivos descargables para la realización de armas blancas y de fuego a la usanza DIY.

Texto por Eumir Valverde

No Hay Más Artículos