C357A9C9C
It’s wednesday i’m in love
. Esperemos que much@s chic@s no lloren con lo siguiente: The Cure es más que tres o cuatro canciones. Y algunos lo saben, otros creen saberlo y los más dicen que lo saben. La verdad cada quien la manipula como quiere, al final esto es sólo un efímero punto de vista. Pero vayamos al grano.

En esta ocasión les ofrezco 5 canciones, nomás, de esta banda británica que hizo historia en México el pasado 21 de abril en el Foro Sol. No encontrarán “Lovesong”, “Boys Don’t Cry”, mucho menos “Close To Me” ni “The End Of The World”, y no porque sean malas o no gusten, sino todo lo contrario. Pero como alguien alguna vez me dijo: Señor, hay que evolucionar. Si quieren conocer un poco más de la trayectoria de 36 años, poco más, poco menos de estos tíos, están en el sitio indicado.

If Only Tonight We Could Sleep

Una canción de suplicio, de pasión y búsqueda del bienestar: melancólica, melancólica, melancólica. Forma parte del revoltijo de emociones: Kiss me, Kiss me, Kiss me.

One Hundred Years

Una canción extensa. Utopía tras utopía, añoranza y desesperación. Los guitarrazos acompasan la letra no menos desesperada que éstos. Esta canción forma parte del disco Pornography.

The 13th

¿Quién no se ha enamorado por un par de minutos de una mujer, o en el caso de las féminas, aunque menos frecuente (creo y espero equivocarme), de un hombre? Ya sea que ese ente sublime, fugaz y misterioso, camine por la calle y si somos persistentes tal vez entremos a la misma tienda a comprar nada con tal de mirarle más y más; quizás en el trabajo o la escuela se sienta delante de ti, pero nunca le hablaste; a lo mejor es de otra generación y la pena de la vejez (¡sí ajá!) te enmudece. Un viaje en Metro, una mirada furtiva en el bar… ¿Am I seducing or being seduced?

Want

Somos humanos, algunos más que otros, todos queremos a alguien, o más específico: algo de alguien. Quien sea. Quien pueda darlo es bienvenid@. A veces queremos mentiras, otras amor, algunas odio, desesperación, sueños, alucines…

Catch

Una tranquila pero melancólica letra, un tono de voz suave, apaciguado, sin más resignado. Es la eterna persecución y anhelo por ese alguien que se fue. “Yeah I sometimes even tried to catch her, but never even caught her name…”

Hemos llegado al final. Obviamente haría falta un espacio más grande para profundizar en The Cure y su trayectoria. Si te latieron estas magistrales obras pícale al sitio oficial. Sin más por el momento, me despido. ¡See ya, dudes!

No Hay Más Artículos