El comienzo del siglo XX y la revolución sexual que trajo consigo,  puso en evidencia  el carácter expositivo de la piel en mayor medida. Desde entonces se ha convertido en parte fundamental, no sólo del vestido en nuestra cotidianidad, sino también  en el blanco de expresiones artísticas, entre ellas la fotografía; y evidentemente se transformó en la materia prima de la publicidad.  Tomasz Urban, con su serie de desnudos nos muestra cómo esa piel que va siendo develada alude a un cuerpo cargado eróticamente.

unknown02

Según Bataille (1957)  el cuerpo es aquello que establece los límites para crear un contenedor simbólico e imaginario.

BooBs_2_by_genislav

La piel es un contenedor erótico, en ella se inscribe el pensamiento de cada época y los instintos y deseos carnales de los hombres. Esta hace las veces de velo, abre y mantiene el espacio intermedio, dibuja incluso el limite entre vestimenta y desnudez.

marcus-j-ranum-02

Todo el secreto de lo erótico esta en la evocación y revocación del otro, el frenesí del erotismo refleja el cuerpo en un espejo de signos de abstracción  narcisista, equivalentes a los gestos puestos en escena como ilustran las fotografías de nuestro artista.

 

Texto por: La Chalarka. 

 

 

Recommended Posts