Desde el primer lanzamiento del torneo de bombas Bubbaloo, nos pudimos emocionar con el hecho de que algo tan cotidiano pudiera convertirse en un deporte, es más, formar parte de una serie de retos para alcanzar un título internacional.

ADVERTORIAL

Hacer bombas con chicle no es algo que se nos de a todos. Por esta razón, sólo los mejores y más aptos en esta categoría lucharon por los premios que Bubbaloo destinó para primero, segundo y tercer lugar.

Tuvieron que pasar por ciertos obstáculos para acumular puntos e incrementar las posibilidades de ser el ganador definitivo. Rodar en una esfera gigante, escalar muros, entre otras actividades, tuvieron lugar en la reñida competencia.

La ganadora del 2015 fue la colombiana Angélica Zambrano, dejando claro que las mujeres no son el sexo débil. Poniendo en alto el nombre de su país y demostrando el poder femenino.

La competencia tuvo lugar en la playa de Cancún, México, en un ambiente de calor, alegría, música, diversión y baile.

Tenemos mucho tiempo para seguir practicando, participar y obtener la bomba más grande, representando a nuestro país.

Bubbaloo es una goma de mascar suave y con deliciosos y extravagantes sabores como plátano, mora azul, yerbabuena, fresa, cereza, menta, cupido, chocolate, mistery, uva, mango, entre otros.

Esperamos con ansias la edición 2016 del torneo porque se suman más países a la competencia, más premios y sorpresas.

Recent Posts