‘Los Bastardos’ (2008)

INTERIOR. LOS PINOS. NOCHE.

Felipe Calderón desfila por primera vez dentro su residencia, las cámaras expectantes, captan su rostro y el de sus familiares. Por fin se acerca determinado al micrófono y pronuncia las siguientes palabras: ‘Mexicanos, en el primer día de mi mandato les prometo que venceremos el narcotráfico; iniciaremos una lucha para que la droga no llegue a tus hijos.’ Los camarógrafos terminan su transmisión, la gente alrededor de Felipe, lo congratula y toma su mano en señal de empatía.

 CORTE A

CARTÓN: 2 AÑOS DESPUÉS

INTERIOR. VIVIENDA MEXICANA. DÍA.

Pepe (20) prende la televisión mientras pone la mesa. En la pantalla aparece el conductor de un programa de noticias, su expresión, aunque seria refleja tristeza. Después de unos segundos de silencio, Martha (45), la mamá de Pepe se acerca a la pantalla esperando que el conductor dé la noticia. Por fin, se acerca al micrófono: ‘El hijo de Fernando Martí fue encontrado muerto en la cajuela de un auto en Villa Panamericana.’ Pepe y su mamá quedan petrificados.

FADE A NEGROS

‘El Búfalo de la Noche’ (2007)

Si las elecciones del 2000 fueron polémicas, el sexenio que le seguía, no tiene aún palabras para describirse. El narcotráfico y los secuestros se agudizaron como nunca antes y México fue tachado como uno de los países más violentos del mundo. El turismo, el cual antes era considerado uno de los mejores negocios dentro del país, terminó por disminuir de manera notable. En una parte importante, le debemos esta mala fama a los hechos reales ocurridos en México, pero otra gran parte de esto, es debido a los medios de comunicación en los que se divulgaron historias y contenidos en los que se exageraban las imágenes de personas crueles y se callaban las buenas intenciones de muchas otras personas, entre ellos, EL CINE.

Por ahí del 2006, los directores que revivieron al cine mexicano, se echaron para atrás y se fueron a otros países a trabajar; Guillermo Del Toro con su ‘Laberinto del Fauno’, González Iñárritu con su ‘Babel’ y Alfonso Cuarón con ‘Niños del Hombre’. De ahí, el país quedó relativamente desierto de talento. Y si con la sequía electoral que nos acababa de dar en la “#$#, imagínense sin los talentosos artistas que dejaban el país…

‘Fraude’ (2006)

Luis Mandoki fue el responsable de la nueva ola de activismo en pantalla con su película ‘Fraude’ (trailer) que hablaba de las recién pasadas elecciones en las que denunciaba el turbio triunfo de Calderón sobre el de el señor Andrés Manuel López Obrador, que a su vez, se volvió/ha vuelto un personaje clave dentro de la cultura mexicana.

Posteriormente el reconocidísimo director Luis Estrada que resurgió de las cenizas después de ‘La Ley de Herodes’ (trailer)  siguió echando leña al fuego con su ‘Un Mundo Maravilloso’ (trailer), la continuación de su saga denunciatoria de la cruda realidad mexicana, en la que un pobre sufre las consecuencias del pobre en México.

Un Mundo Maravilloso (2006)

En los años siguientes, los cineastas quisieron (de nuevo) apartarse de la sangre y la denuncia política y enriquecer al público incluso con adaptaciones de libros de escritores mexicanos, con comedias y hasta algunas (muy malas) de terror. Pero… esto no vende y lo que los cineastas mexicanos no comprenden es que esto no vende porque a la gente no le guste, sino que no vende porque no está hecho como en Hollywood, donde ya se tienen fórmulas y presupuestos; especialistas en efectos especiales y grandes foros con green screen. Y entonces, toda la exploración de géneros se acaba de nuevo.

2008: La denuncia social sigue, la situación violenta en el país empeora, los cineastas están en crisis creativa. ‘Arráncame la Vida’, lo que promete ser la película más taquillera del año, sólo se convierte en la más cara de la década apenas recuperando su inversión. ‘Amar a Morir’ de Fernando Lebrija (trailer) y ‘Los Bastardos’ de Amat Escalante (trailer), dos buenos ejemplos de críticas al sistema y odas a la violencia, sobre todo la última que además estuvo presente en Cannes, en la sección de Un Certain Regard.

‘Amar a Morir’ (2008)

Las películas en México siguen sin trascender; si acaso una o dos que llegan a brincar el charco y conseguir una nominación en San Sebastián o en Berlinale, pero nada que llame la atención de la mayoría del público. La publicidad se hace más costosa y las inversiones hechas en el cine apenas si pueden recuperarse. ¿La extinción se acerca? ¿O a qué estarán orillados los cineastas?

No Hay Más Artículos