Glyph-Personal-Theater--Goggles

Parece que comienza a tomar fuerza y forma toda esta moda tecnológica llamada “weareable” o usables. Toda esta ola de relojes inteligentes, pulseras que nos ayudan con nuestra información al hacer ejercicio, entre otros dispositivos más, que al parecer no se detendrán y habrá más, comenzando como prototipos, como el Glyph, un “weareable” bastante interesante, ya que parece será un parte aguas en los dispositivos de realidad virtual. Este dispositivo es básicamente unos audífonos, con los que podemos escuchar música pero, lo bueno comienza cuando hacemos hacia adelante las diademas y notamos que una pantalla retina virtual compuesta de más de 2 millones de espejos y LED’s, que harán que el brillo y el color de las imágenes que se proyecten, sean toda una experiencia para el usuario.

Este proyecto está tratando de recolectar 250,000 dólares para que comience a fabricarse este dispositivo y pueda ser adquirido por unos 500 dólares aproximadamente.

Esta idea que lleva desarrollándose desde hace ya un año, promete una experiencia inigualable. Para eso, también sus creadores han pensado en los desarrolladores de aplicaciones, para que puedan sacarle la mayor ventaja a este dispositivo.

Ahora pasemos a algo que más que un “weareable”, parece ser lo contrario.

Es curioso la forma en la que la compañía japonesa de lencería, Ravijour, celebró su décimo aniversario. Lanzando al mercado un bra que tiene un sujetador con cierre frontal que solamente se liberará, cuando se detecte “al amor verdadero”, esto a través de un monitor de ritmo cardíaco especial y algoritmos.

Bra-Clasp-Only-Unhooks-When-True-Love-Is 001

Funciona de la siguiente manera: el bra tiene un sensor que monitorea el ritmo cardíaco y otros signos vitales, todos estos datos se transmiten por medio de Bluetooth a un smartphone que procesará todos estos datos mediante una aplicaciones especial, previamente instalada en el dispositivo, que permitirá que toda la lectura y almacenamiento de la misma, mida la frecuencia cardíaca y detecte una anomalía, como alguna especie de aceleración cardíaca que no esta en sus estadísticas, el bra, caerá.

Muchos o… mejor dicho, muchas que estén leyendo esto dirán: “¿Y si tengo de pronto un susto que haga que mi ritmo cardíaco cambie, se caerá también?, la respuesta es, no, ya que este sensor programado, en la app para iOS, detectará solamente actividad en la médula suprarrenal, la cual se encarga de segregar catecolamina, substancia que integra: adrenalina, noradrenalina y dopamina y si no detecta nada de esto, el bra seguiría en su lugar.

Un “usable” que, como dije al principio, es algo extraño pero divertido. Ahora la prueba del amor verdadero cambió, hay que actualizar esa parte, no lo olviden.

 Para terminar, un “weareable” un poco más peligroso, si es que no se tiene conocimiento en su manejo, pero no tiene problema con eso la Armatix iP1, ya que no se disparará ni una sola de sus balas calibre .22, a menos que alguien cerca del chip RFID y además esté usando el reloj iW1, combinación que se encargará de activar a este pequeño pero peligroso “amigo”.

Armatix-s-Smart-Gun-Won--t-Fire-If-Its-Smartwatch-Isn--t-In

El RFID, es un chip dentro del arma, el cual mide la proximidad y cuando detecta el SmartWatch, una luz verde en la cacha, aparece indicando que el arma, ha sido desbloqueada automáticamente y puede usarse.

Sé que este no sería un dispositivo que compraríamos, y mucho menos tendríamos en casa pero me pareció interesante nombrarlo, ya que hace uso de un reloj-inteligente que no sirve para enviar información de nuestra rutina de ejercicio ni nada por el estilo, rompe totalmente con lo que hasta ahora hemos visto sobre este tipo de dispositivos, además, el chip RFID que podría usarse para otros fines, pero bueno… parece que no será tan fácil de conseguir, porque únicamente el precio del reloj es de 400 dólares, más el arma que su costo es de 1,400 dólares, sin olvidar el permiso de postración de arma, parece que no figura en los planes de ninguno para ser adquirida, aunque parece que en Estados Unidos en los campos de tiro o para entrenar policías o simplemente para uso militar, es una gadget al cual se le puede sacar bastante jugo y se agrega a la lista de “dispositivos de guerra”.

 

No Hay Más Artículos