10897817_888149304539570_5940697715044915903_n

A estas alturas, quienes me hayan leído, sabrán que parte de mis elecciones de qué o quién escribiré tiene que ver con las obras que no solo están construidas de imágenes, sino que utilizan varios elementos para crearlas; artistas que crean un verdadero arte para y con la calle y no solo en la calle. En esta ocasión les hablaré de un colectivo que no solo muestra su influencia de lo cultural en lo visual sino también en la motivación de su trabajo.

10968440_903905356297298_8616752306855868467_n

Vitae ВЯЗИ  o mejor conocido como Vitae Viazi es un colectivo formado de artistas independientes de diferentes ciudades de Rusia. Este proyecto colectivo,  que inicio en 2009 y que se amplió en 2011, se dedica a la realización de murales que refleja claramente la influencia de su cultura. 10952897_895943603760140_1271590573383202309_nA lo largo de estos años su estilo ha ido modificándose, en un principio, intentaron basarse, por una parte, en la cultura eslava que  los influía por ser parte de su país de origen y por otro en la cultura védica la cual, visualmente, es más notoria en sus primeros trabajos.10685535_894947673859733_6442515452769485237_n Sin embargo en los últimos años han expresado que el motivo que los influye ahora para crear sus imágenes es el estado de ánimo y la vibra, básicamente lo que ellos sienten en el momento de pensar su idea, aunque no por ello deja de ser notoria su influencia en estas dos culturas que ya mencioné. Pero no sólo esos elementos contribuyen a la construcción de estas bellas imágenes sino que sus ideas también se desarrollan pensando en las personas que tendrán contacto con sus murales, es quizá esta característica la que me haga reconocerles  como artistas de lo urbano; artistas que realizan obras pensando y sintiendo el sitio donde trabajan y en las personas que habitan en la zona y a partir de ello crear un mural que esté construido a base de significados para los habitantes del lugar como para ellos como colectivo.

Vitae-Viazi

Texto por Sagrario López

Recommended Posts