Siempre he tenido predilección por aquellas obras que, como dirían Edmund Burke, retratan lo sublime: esa sensación excitante que se produce al ver la representación del dolor, terror, o la simple tristeza. Es por ello que hoy les escribiré de  Zdzisław Beksiński.

Zdzisław Beksiński era un artista polaco que se dedicó a varias ramas de las artes visuales, siendo en la pintura donde logró mayor reconocimiento. Sus obras, (que jamás tituló, desdeñando así cualquier análisis a su obra), sorprenden al espectador con sus temas dedicados a mundos apocalípticos, a la muerte, la decadencia y la melancolía. Son tan surrealistas y góticas que imprimen esa sensación de desolación y misticismo, que no por nada la editorial Valdemar usó varias de sus pinturas para la cubierta de todas las obras dedicadas a H.P. Lovecraft.

No tuvo una formación formal en el campo del arte y decía no usar como fuente de inspiración ni el cine ni la literatura, siendo su único acompañamiento la música clásica a la hora de ejecutar una pintura pues para él, su único deseo era:

… pintar de la misma forma como si estuviese fotografiando los sueños

A pesar de tener una obra tan compleja y densa, la personalidad de Beksiński era descrita como “agradable y tranquila”. Sin embargo los últimos años de su vida se vieron marcados por dos tragedias familiares: su esposa moría en 1998 y un año más tarde, su hijo se suicidaba. Para rematar, Beksiński moriría a manos del hijo de un vecino que le asestaría 17 puñaladas, tan sólo porque le negó un préstamo de unos cuantos zlotys (moneda polaca).

65425_subitem_full

65417_subitem_full

zdzislaw_beksinski - wiele ciał (3)

Zdzisław-Beksiński-Vision of hell

13_s-5566

6672093

untitled-158

80846c0e84f9

beksinski-borde-08

beksinski 10

Texto por Cherry Catalán.

Recommended Posts