Para la temporada otoño/invierno 2020, Tory Burch se inspiro en las esculturas de la artista estadounidense Francesca DiMattio. 

Su trabajo infunde fuerza y poder a lo ornamental. Las cuentas en los vestidos de novia y las cestas tejidas, a menudo descartados como meros adornos, se transforman en imponentes estructuras, difuminando el concepto hombre-mujer, antiguo-nuevo, alto-bajo. DiMattio desafía las normas tradicionales de la feminidad. Recordé al estudiar la historia del arte cómo el trabajo de Judith Leyster, quien fue una de las grandes pintoras holandesas, fue incorrectamente atribuido después de su muerte simplemente porque era una mujer. Es una lucha que las artistas han enfrentado a lo largo de la historia y lo continúan haciendo, hoy en día.

La colección reinterpreta temas clásicos y nostálgicos: sastrería masculina con un corte más sutil, detalles estructurales que juegan con siluetas fluidas, referencias históricas que se recrean con la ayuda de ideas modernas. Todo ello se representa a través del power-suit gris, la blusa de encaje de seda y las botas altas de cuero. Es refinada y ligera, especialmente con los estampados que fueron diseñados por DiMattio. Se basa en nuestra apreciación compartida de la historia de la porcelana turca, inglesa y francesa, pero en este contexto los colores y patrones son más osados y exagerados.

En esta nueva temporada, haremos mismo énfasis en los bolsos y las botas: el nuevo Eleanor, bolso estructurado y realizado a mano con cuero italiano. Para la línea Lee Radziwill, presentamos nuevas interpretaciones de las siluetas acordeón y de inspiración ecuestre. Cada look se acentúa con una bota impactante: a media pantorrilla, de montar, por encima de la rodilla; con punta triangular o cuadrada. 

Esta mañana, Alice Smith interpretó en vivo el clásico de 1963 ‘You Don’t Own Me’, en su versión de Q-Tip. Once de las esculturas de Francesca DiMattio estuvieron colocadas a lo largo de la pasarela, cortesía de Salon 94 y la Galería Pippy Houldsworth». – Tory Burch

Siluetas: Una exploración en proporción y forma, la colección emana una despreocupación refinada. Los caftanes se llevan en capas sobre una pijama sedosa, mientras que el dobladillo de un pantalón de sastrería se acomoda dentro de botas arriba de la rodilla. Las chaquetas de cuello alto con hombros esculpidos equilibran vestidos de estilo effortless. Ruedos arquitectónicos, mangas y cuellos exagerados brindan profundidad y dimensión a la colección.

Paleta: Ráfagas de amarillo brillante, menta y rosa pétalo se disparan contra una tenue gama de crema, blanco, carbón, azul marino y negro.

Estampados y patrones: La colección presenta una serie de grabados desarrollados por la ceramista Francesca DiMattio. Los estampados maximalistas y exuberantes, cada uno basado en una escultura de DiMattio, van desde los florales pictóricos hasta las formas abstractas de la porcelana de Sèvres. Los cuadros y las rayas provocan una nostalgia discreta, mientras que un estampado de azulejo, en colores azul y blanco inspirado en Delft, hace referencia al amor de Tory por la porcelana clásica.

Telas: El juego de texturas de la colección hace eco de la combinación de materiales mixtos en las esculturas de DiMattio con contrastes como un suntuoso terciopelo con jacquard de algodón; popelina en capas sobre crepe de chine. Lentejuelas distorsionadas caen en cascada sobre vestidos de noche de crepé y satén de seda, mientras que los hilos de organza entrelazados le brindan al tejido de punto un estilo similar al algodón dulce. Las costuras trapunto, los pliegues y los plisados son visibles en toda la colección.

Accesorios: Prácticas pero elevadas. Las botas de montar de punta cuadrada ofrecen una atractiva sobriedad mientras que los bolsos Lee Radziwill de inspiración ecuestre transmiten una sofisticada sensualidad muy propia de los años setenta. Los anillos de latón con estilo arquitectónico –una deconstrucción de nuestro icónico logotipo– completan la colección.

Música: Alice Smith interpretó el clásico de 1963 «You Don’t Own Me», producido y adaptado por Q-Tip. Música adicional: «Can I Kick It?» de A Tribe Called Quest y «Nothing Burns Like the Cold» de Snoh Aalegra, con Vince Staples. Música de la pasarela producida por Michel Gaubert.

Stylist: Benjamin Bruno.

Ubicación: Sotheby’s Nueva York.

Belleza: Maquillaje de Diane Kendal y NARS Cosmetics; peinados de Guido para Redken; uñas de Tenoverten.

Visita: https://www.toryburch.com/
https://www.elpalaciodehierro.com/tory-burch

No Hay Más Artículos