image
Cuando todo parezca extraño y sin solución algo salvará al mundo: el humor negro. La risa por encima de toda tragedia o desilusión. Lucreativo lo sabe. Estamos ante un artista de la sencillez y el mensaje contundente. Como un derechazo de Mike Tyson. Un humor fresco y honesto. Sin complicaciones. El diario de un español que decidió triturar la idea de vivir atado a empresas y seguir por su cuenta. Eso o morir. Sigue vivo.
Pude entrevistarlo y, sacando tiempo desde la lejana España, nos compartió una muy buena charla:

1: ¿De qué novatada tuya te arrepientes cuando ves tus primeros trabajos?

De lo que más me arrepiento en los primeros trabajos es de ser demasiado formal. De diseñar demasiado para el cliente sin dejar espacio a creatividad propia. Creo que es un pecado bastante común: queremos agradar pero no queremos pasarnos de la raya. Y nosotros mismos actuamos de freno.
Por otro lado, algo que no solo pasa al principio de la carrera si no que sigue sucediendo, es esto de trabajar sin un contrato previo, algo que te de la garantía de que tu cliente te va a pagar. Pero eso es una utopía. Que un cliente firme un contrato por un trabajo de ilustración o de diseño es como un eclipse de sol: pasa cada mucho tiempo.

2: En México las cosas están muy difíciles. No hay espacio para la comedia. ¿Qué tienen en España que a pesar de sus problemas siempre se lo toman con sarcasmo y humor negro?

A ver, yo aquí tengo una teoría personal que a veces molesta a mis compatriotas, pero es mi opinión. Es España venimos de una larga tradición de piratas, bucaneros, bandoleros, es decir, lo llevamos en la sangre. Somos hijos del pillaje y la picaresca. Aunque la vida nos venga mal dada, siempre hay hueco para tomarse unas cervezas (¡chelas!) y reírse de todo. También es verdad que somos vagos y una revuelta popular requiere de más energía. Es más agradable sentarse en una terraza y poner nuestro mundo patas arriba, pero eso si, sin hacer nada para mejorarlo.

image

3: ¿Qué tanto influye la cerveza en tu vida y tu trabajo? Parece el tema más mencionado en tus tiras.

¡Si, es cierto! Mi mujer me lo recuerda de vez en cuando también. Como dije en una de ellas: no tengo ningún problema con la cerveza, ¡nos llevamos genial!
Es una bebida que me gusta especialmente, no solo por su sabor si no por que casi siempre acompaña un momento: ya sea con amigos o cuando llegas a casa después de un día duro…¡es como un oasis!

4: Cuéntanos una anécdota que no olvidas en tus años de padre y freelance.

¡Vivo en una continua anécdota! Esa es mi vida actual. Y si no tengo nada interesante que contar, magnifico una realidad cotidiana y le pongo una pizca de exageración humorística y listo.
La verdad es que la vida de diseñador freelance y padre, en la que comparto media jornada profesional y media jornada a la educación y cuidado de mi hijo, es apasionante. Para mi esta es mi idea personal de éxito: conseguir mis metas a nivel profesional y a nivel personal sin que estas dos rivalicen.

image

image

5: ¿Qué imagen te llega hasta allá de México? Socialmente y artísticamente.

Socialmente tenéis algo que envidio, que es la unidad. Frente a un problema o un abuso, aparecéis unidos frente a el. Sin importar las consecuencias. Aquí vivimos una sociedad más individualista.
Artísticamente o del mundo del diseño mexicano me llegan cosas extremadamente finas como el trabajo de Estudio Manifesto Futura.

6: Honestamente, sin formalidades, ¿qué es lo más exagerado que te has imaginado haciendo en tu carrera a futuro, digamos, unos veinte años?

Me cuesta pensar en largo plazo. Soy una persona muy inquieta y me gusta probar cosas nuevas, trabajar de diferentes cosas. Pero si tuviese que dibujar un futuro dentro de 20 años tendría un restaurante y devolvería el diseño y la ilustración al lugar de hobbie. Algo más puro, más placentero.

image

image

Puedes seguir el trabajo de Lucreativo en sus páginas oficiales:

www.ilustrediario.com
www.facebook.com/IlustreDiario
www.twitter.com/lucreativo
www.instagram.com/lucreativo

Escrito por Dekis Saavedra

No Hay Más Artículos